Nuestro objetivo es lograr viñedos bien equilibrados, que produzcan uva de alta calidad.

Para conseguir esto se controlan diferentes parámetros, como la poda, el deshoje y raleo de fruta que se realizan con la intención de tener un rendimiento moderado, con una carga equilibrada para cada planta y una buena fitosanidad.

La cosecha se realiza 100% en forma manual por los mismos lugareños que han trabajado por varias generaciones, pasando sus conocimientos de Padres a Hijos, luego a Nietos e incluso recientemente a Tataranietos.

Una vez que la uva llega a la bodega, ésta se macera en frío para lograr una mayor extracción de aromas. Luego comienza el proceso de fermentación del mosto en estanques de acero inoxidable  a temperatura controlada. Finalmente, en el caso de tintos, se dejan reposar en barricas de roble por un período de seis a doce meses.

Viticultura
Viticultura
Viticultura
Viticultura
Viticultura